Enfermedades raras

En Europa 1 de cada 2000 personas tiene una enfermedad rara y se estima que hay cerca de 6.500 enfermedades raras. Hay que tener en cuenta que el número de enfermedades raras varía según el contexto y la categorización. En concreto en España, hay más de 3 millones de personas afectadas por alguna enfermedad rara; y el 50% de estas aparecen durante la infancia o adolescencia de las personas (cuando son menores de edad).

Barreras a la práctica deportiva

En Cataluña, el 73% de las personas con discapacidad percibe dificultad en el acceso a los equipamientos deportivos de proximidad. Esta cifra se reduce al 63% en el caso de las personas sin discapacidad. Estos datos se traducen en un 10% menos de uso de los equipamientos deportivos de proximidad entre las personas con discapacidad respecto al resto de la población, que implica que el 77% de las personas con discapacidad no hacen uso de equipamientos deportivos.

Práctica de deporte

En Cataluña, sólo 1 de cada 4 personas con discapacidad practica deporte, mientras que entre la población en general 1 de cada 3 personas practica. Además, la práctica deportiva varía según el grado de discapacidad. Son las personas con mayor grado de discapacidad las que practican menos deporte (un 86% de las que tienen un 75% o más de discapacidad no practican deporte). En cambio, un 31% las personas con un grado de discapacidad de entre el 33% y el 64% practica deporte.

Eventos deportivos internacionales

Los eventos deportivos dónde participan personas con discapacidad son un modo de visibilizar el colectivo de personas con discapacidad. Los más recientes han sido los Juegos Paralímpicos de Río del 2016, dónde han participado 4.350 atletas de 175 países diferentes y que compiten en 22 disciplinas.

Sexualidad y discapacidad

Sexualidad y discapacidad

La Salud Sexual está definida por la OMS como un derecho básico de TODOS los seres humanos desde el año 1975. Según datos de 2015, las personas sin discapacidad poseen mayores niveles de satisfacción sexual. El 74% de las personas sin discapacidad afirma tener una alta satisfacción sexual frente el 6% de las personas con discapacidad físico-motora.