Las personas cuidadoras

El 66,9% de las personas con discapacidad recibe algún tipo de ayuda.

El perfil de las personas cuidadoras más habitual es una mujer, de entre 45 y 64 años, que en la mayoría de los casos -80%- reside en el mismo hogar que la persona a la que presta cuidados. Por otra lado, para el 20% que viven en otro hogar, 9 de cada 10 personas cuidadoras son mujeres.

Los datos ponen de manifiesto, por tanto, que tanto el cuidado dentro de la familia como el profesional está feminizado.

Acceso a los estudios superiores

Acceso a los estudios superiores

Casi el 70% de las personas con discapacidad indican algún tipo de barrera para acceder a la formación. Las principales barreras son: falta de oportunidades, enfermedad o problemas de salud crónicos y limitaciones en las actividades básicas. En el caso de las personas sin discapacidad, la percepción de barreras se reduce hasta el 49%.